¿Cómo bañar a un bebé?

Desde el momento que se vuelve a casa es recomendable empezar con los baños, siempre y cuando se sigan las pautas y cuidados necesarios para nuestro bebé. Aquí te mostramos los puntos más importantes a tener en cuenta, así como, una pequeña guía para hacerlo de la mejor manera posible.

como bañar a un bebe

  • Lo primero y muy importante es acondicionar el lugar en el que se vaya a efectuar el baño. La temperatura de la habitación debe rondar los 22 grados. El ambiente debe de ser cálido para que el bebé no se enfríe. Otro factor fundamental es evitar las corrientes de aire.
  • El segundo paso es reunir todo lo que vayamos a utilizar para tenerlo a mano cuando se necesite y no dejar al bebé solo ni un segundo. Toalla, esponja, jabón específico, crema, pañal y ropa limpia son los artículos básicos y necesarios.
  • Una vez preparado el ambiente, lo siguiente y más importante es comprobar la temperatura del agua en la que bañaremos a nuestro bebé. La temperatura ideal es de 36 grados y para ayudarnos a comprobar que el agua no está muy por encima ni muy por debajo de ese nivel, lo mejor es usar un termómetro de baño.
  • Todo listo llega el momento de coger a nuestro pequeño, desnudarlo y comenzar realmente el baño, no sin antes haberle limpiado la zona del pañal ligeramente. La manera correcta de sujetarlo es sosteniéndole bien la cabeza, la nuca y los hombros con un solo brazo, colocando nuestro antebrazo en su axila. La mano que queda libre es la que usaremos para el lavado.
  • Para lavar correctamente a nuestro bebé iremos pasando la esponja desde arriba hacia abajo, usando un jabón neutro ya que la piel es muy delicada. Es conveniente ir aclarando con agua tras cada pasada para evitar infecciones y, además, prestar especial atención en aquellas zonas en las que se puede acumular más suciedad.
  • No es aconsejable alargar el baño más de 3 o 4 minutos. Una vez acabado, envuelve al bebé en una toalla suave, preferiblemente de algodón, que le tape bien la cabeza. Hay que secar el cuerpo muy bien, sobre todo en las zonas donde haya pliegues y dándole toquecitos, sin frotar.
  • Antes de ponerle el pañal y vestirlo, se aconseja realizarle un pequeño masaje con crema por todo el cuerpo y, además, usar una pomada para el culito si la zona está irritada.

Siguiendo estas pautas, tu bebé quedará limpito y habrá disfrutado de un estupendo baño.