Lactancia materna | Todos los consejos que necesitas saber sobre la leche materna

 

Si acabas de tener un bebé y eres madre primeriza seguro que tienes un mar de dudas en tu cabeza. Preguntas como qué debes hacer para dar una lactancia materna adecuada, qué es la extracción de leche y cómo se hace, además de utensilios como el sacaleches deben estar rondando por tus pensamientos. Por todo ello, en esta entrada vamos a clarificarte todo sobre la lactancia de tu bebé y despejarte todas esas dudas.

bebe mamando

Lactancia materna ¿hasta cuándo?

Un interrogante bastante común el que vamos a tratar en este punto y la respuesta nos la ofrece la OMS (Organización Mundial de la Salud). Recomienda que la lactancia materna al bebé se produzca al menos hasta los dos años, aunque si la madre o el hijo quieren puede posponerse incluso hasta los 3 o más años, no hay ningún problema.

Dentro de estos dos años (o más) de lactancia materna también podemos distinguir dos períodos bien diferenciados: hasta los 6 meses y de 6 meses hacia adelante.

Hasta los 6 meses

La alimentación de nuestro bebé se debe basar única y exclusivamente en leche materna. Esta contiene todos los nutrientes necesarios para el perfecto desarrollo de nuestro pequeño. Contiene el aporte necesario de nutrientes (grasas, proteínas, carbohidratos, vitaminas, etc…) para que no tengamos que realizar ningún aporte extra (salvo condición médica). La única carencia de la leche materna es la Vitamina D, pero nuestro peque podrá generar esta vitamina de forma endógena si lo exponemos (de forma moderada) al sol; así que ya sabéis, unos buenos paseitos os vendrán bien a ambos.

De los 6 meses hacia adelante

La leche materna seguirá siendo necesaria para nuestro pequeño, pero tendremos que ir introduciendo alimentos extra. En cualquier caso, el aporte de leche materna sigue siendo necesario y hasta el año no debería bajar de las 4 o 5 tomas diarias. De ahí en adelante podéis ir reduciendo las tomas, aunque puede ser perfectamente a demanda del niño. Si queréis aprender a preparar la mejor comida para bebés, podéis visitar nuestro post, en él os desmentiremos muchos mitos y os daremos consejos para una alimentación saludable.

Como os hemos indicado al principio, deberemos seguir dando leche materna a nuestro bebé al menos hasta los dos años, a partir de ahí, seguir o no es decisión vuestra, siempre teniendo claro que no es nada perjudicial.

Cuando vayamos a realizar el destete, debemos hacerlo de forma paulatina, nunca de golpe, para que nuestro bebé se vaya acostumbrando poco a poco a dejar la lactancia materna.

Extraer leche materna ¿por qué?

biberon de leche

 

Una vez clarificado el punto que, en nuestra opinión, es el primordial, vamos a centrarnos en la denominada extracción de leche materna.

Por diversos motivos, extraer leche materna de tu seno será algo que en algún momento tendrás que realizar. Los motivos más comunes son: bebés prematuros o enfermos que no pueden tomar del pecho, aliviar dolores, porque no será posible dar a una hora en concreto, mantener producción activa de leche, guardarla para darla en momentos en los que no sea posible dar el pecho, donarla, enfermedad de la madre, drenar por obstrucción o mastitis, relactación o simplemente porque es nuestra voluntad.

¿Cómo extraer leche materna?

La pregunta del millón, sin duda, es cómo sacar leche materna de nuestros senos. Tiene dos grandes ramas, la extracción manual y la extracción mediante un sacaleches o extractor de leche.

Extracción manual

Como su nombre claramente indica, la extracción manual es simplemente eso, extraer leche materna mediante nuestras propias manos. Puede sonar un poco extraño pero es una práctica bastante habitual y si se tiene maña es muy efectiva.

En caso de que queramos realizar una extracción manual de leche materna seguiremos los siguientes pasos:

  • Lávate muy bien las manos.
  • A continuación, prepara un recipiente adecuado para la recolección de la leche materna debidamente lavado y, a ser posible, esterilizado. Un consejo es utilizar recipientes con bocas anchas o especializados.
  • Tomate un breve tiempo para masajear tus senos en dirección al pezón. Esto facilitará la salida de leche.
  • Una vez hecho esto, coge tu pecho con tus dedos pulgar e índice formando una “C” conforme a la areola. La posición más adelante o más hacia atrás dependerá de la persona y tamaño del busto, hazlo de la forma que obtengas mejores resultados.
  • Ahora, empuja hacia adentro con tus dedos (suavemente), puedes ir girando los dedos mientras empujas.
  • Haz este proceso hasta que te canses o dejes de extraer leche. Cuando termines, cambia al otro seno.
  • Puedes repetir el proceso un par de veces o tres por seno para mejores resultados.

Un consejo para facilitar el proceso es que te relajes por completo, así será mucho más sencillo extraer la leche. Ponte una película o serie que te guste, un poco de música o, simplemente, algo que te relaje y te haga desconectar. También ayuda ver fotos del pequeño o oler su ropita.

Extracción mediante sacaleches

 

Tenemos un post exclusivamente dedicado a estos misteriosos aparatos, los denominados extractores de leche o sacaleches. Por ello, con el fin de no saturar en exceso este artículo, si queréis saberlo todo sobre los sacaleches, podéis encontrarlo en nuestra página específica para ello.

Tiempos de conservación de la leche materna

madre e hijo

Una vez aprendido como extraer leche materna, tenemos que saber que, por supuesto , la leche materna extraída es completamente apta para conservarse. De esta forma podremos alimentar a nuestro bebé cuando la madre no esté presente o cuando, simplemente, no podamos amamantar a nuestro pequeño por diversas razones.

La leche materna puede conservarse sin ningún tipo de problema a temperatura ambiente durante un tiempo de 8 horas, siempre y cuando estemos en una zona sin excesivo calor; en ese caso la duración de la misma se verá reducida considerablemente.

En el caso de que estemos en un ambiente caluroso o que simplemente queramos conservarla durante mucho más tiempo podemos utilizar tanto el frigorífico como el congelador. A continuación, os dejamos una tabla resumen aclarativa con los tiempos de conservación de la leche materna en función del medio de refrigeración y los tipos.

Tipo Temperatura ambiente Nevera Congelador
Recién extraída 8 horas 3-5 días 3 meses

Descongelada en nevera y sin previo uso ni calentamiento

4 horas 1 día Nunca volver a congelar
Descongelada con agua caliente Hasta que termine la toma 4 horas o hasta que termine la toma Nunca volver a congelar

Cabe recalcar que la leche materna sobrante de las tomas o extracciones se debe desechar.

¿Lactancia con sacaleches o sin él?

 

Esta pregunta tiene una respuesta clarísima, siempre que se pueda y el bebé quiera debemos hacer una lactancia materna directamente del pecho. Simplemente porque jamás un sacaleches, por muy bueno, prestigioso y caro que sea, podrá hacerle sombra a nuestro pequeño mamando.

Pero claro, después de esta rotunda afirmación, salen a la luz todos los problemas que han hecho que se inventen los extractores de leche. Algunos de estos son enfermedades, dolores, desgarros, separación del pequeño por trabajo, enfermedad del mismo y un largo etcétera.

Dicho todo esto, queremos recalcar que el uso de un sacaleches no es para nada perjudicial ni para nuestra salud ni para la salud del pequeño. Se trata simplemente de un tema de efectividad de succión.

Si quieres informarte mejor sobre los extractores de leche o quieres comprar sacaleches baratos, en nuestra web tenemos un post dedicado exclusivamente a estos aparatos.

Todo sobre la lactancia materna y mucho más…

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda para aprender todo lo necesario sobre la lactancia materna. Cuando llegado el momento necesites empezar alimentar a tu pequeño con comida además del pecho, en nuestro blog tenemos un post que te puede servir de gran ayuda para dar una alimentación para bebé saludable, pásate por él porque puede cambiar tu vida y sobretodo la suya.